Maternidad


 

¿Qué profesional se encarga de este servicio?

Para reservar cita para valoración y tratamiento de suelo pélvico debes coger cita previa con Silvia y puedes indicarnos en observaciones que se trata de una intervención del servicio de maternidad, o llamarnos a nuestros números de teléfono 626 554 985 / 974 362 776.

Embarazo

A partir de las 20 semanas trabajaremos juntas para conocer nuestro cuerpo y su evolución durante el embarazo, y así llegar al momento del parto seguras de nosotras mismas, tranquilas y confiadas. Tenemos diferentes objetivos en los que podemos centrarnos:

  • Aliviar posibles molestias que puedan aparecer en el embarazo como dolores de espalda, piernas…
  • Mejorar la elasticidad del periné de cara al parto mediante el masaje perineal a partir de la semana 34.
  • Aprender diferentes posturas que faciliten el proceso de dilatación durante el parto y aumenten la eficacia del expulsivo.
  • Mejorar la estabilidad lumbopelvica.
  • Aprender a concentrarnos en la respiración para calmar la mente y romper el círculo miedo-tensión-dolor habitual entorno al parto.
  • Prevenir la pérdida de orina , gases y/o heces.
  • Aprender a realizar el trabajo activo de nuestra faja abdominal.

 

 

Postparto

Una vez finalizada la cuarentena y después de recibir el alta médica por parte de vuestra matrona y/o ginecóloga podremos realizar la primera valoración del estado del suelo pélvico, de la faja abdominal (el tono, si existe diástasis), del diafragma torácico, del estado de las cicatrices en caso de que hubiera (episiotomia, cesárea, desgarros…). Y así poco a poco trabajar juntas para conseguir llegar al estado inicial de vuestro cuerpo y aprender la mejor manera posible de volver a la vida activa. Realizaremos el tratamiento manual conveniente estudiando cada caso con diferentes objetivos:

  • Disminuir el dolor y favorecer la cicatrización de los tejidos afectados durante el parto (cicatriz de cesárea, episiotomía y/o desgarro).
  • Corregir la postura y mejorar la estabilidad lumbopélvica.
  • Tonificar la musculatura abdominal y del suelo pélvico.
  • Corregir hábitos posturales incorrectos y proteger el suelo pélvico durante los momentos de hiperpresión.